Medicina Estética

MEDICINA ESTÉTICA

Várices

Existen varias opciones de procedimientos médicos no quirúrgicos para el tratamiento de las várices.

 

  • La presoterapia, que es la aplicación de presión sobre determinados puntos de las piernas para favorecer la circulación sanguínea. Ejercicios circulatorios y el acompañamiento con una dieta sana.
  • La escleroterapia, que consiste en inyectar una solución salina o química en várices finas o venas de araña, endureciéndolas para luego hacerlas desaparecer.
  • El tratamiento con láser para eliminar las venas varicosas es muy efectivo.  El sistema utiliza una luz potente generada por un láser que produce calor en la dermis, consiguiendo sellar y eliminar las várices. Contribuye a mejorar la circulación y no afecta los tejidos.
  • El tratamiento con luz pulsada se basa en la aplicación de pulsos de luz intensa que alcanzan las capas más profundas. Las longitudes de onda son absorbidas por la hemoglobina, ya que actúa sobre los tejidos que la contienen. Esta técnica además de efectiva contribuye a la formación de colágeno, lo que otorga a la piel una mayor firmeza y capacidad de regeneración.